Pinturas intumescentes

Un sistema muy extendido de protección, son los llamados sistemas intumescentes, que son productos que en contacto con el calor, sufren una transformación debido a reacciones químicas, formándose una "espuma" carbonosa que evita la transmisión del calor al elemento a proteger.

Existen en el mercado pinturas, masillas y planchas intumescentes.

Una pintura intumescente es un sistema formado por:

a) Agente formado de residuo carbonoso.

b) Agente espumógeno gaseante.

c) Agente deshidratante ácido.

d) Agente catalizador de la esterificación.

e) Agente vitrificable.

f) Agente reforzador.

g) Demás componentes según naturaleza del sistema (pintura, mastic, etc.).

De la correcta dosificación y calidad de cada agente, dependerá la bondad y rendimiento del producto. Las pinturas son un sistema sencillo y fácil de aplicar, pero requiere de ciertas precauciones para obtener óptimos resultados.

a) La superficie a proteger debe estar limpia y seca. Cuando se trate de metales protegidos con imprimación anticorrosiva, ésta debe ser compatible con la pintura intumescente.

b) El espesor total debe alcanzarse mediante sucesivas capas, que deben estar secas a fin de no retener disolventes, que posteriormente perjudicarían la intumescencia.

c) Debido a que algunos de los agentes antes citados, son sensibles a la humedad, conviene proteger la pintura con una capa de sellado final con una pintura ignífuga, flexible y compatible.

Subir
Diseño Web nlocal